Cine

publicidad
21 de septiembre de 2012 • 17:49

“Agentes secretos”: Soderbergh luce su talento narrativo

"Agentes secretos"
Foto: Reproducción

A Mallory Kane (Gina Carano), una agente secreta, la contratan numerosos gobiernos para llevar a cabo peligrosas misiones. Se le encomienda un trabajo en Dublín, pero es traicionada y fracasa. Tendrá entonces que servirse de todas sus habilidades para eludir una persecución internacional. Cuando llega a Estados Unidos, además de proteger a su familia, se prepara para vengarse de los que la han traicionado.

Es evidente que “Agentes secretos” no es lo mejor que ha realizado Steven Soderbergh pero igualmente se agradece tener la posibilidad de observar que su talento narrativo se mantiene intacto. Además, el realizador continúa con aquel gusto por los puzles donde los tiempos se alteran y ordenan a medida que avanza el relato. La elegancia en la composición de las escenas de acción le confiere al filme un sello particular, muy propio de Soderbergh.

La buena química de los personajes de Gina Carano y Michael Fassbender hace lo suyo con dos personajes que logran aportar intensidad pero a la vez profundidad en el desarrollo de su interioridad. Pero si a esta dupla le sumamos a Antonio Banderas, Ewan McGregor, Bill Paxton y Michael Douglas, más un realizador de la talla de Steven Soderbergh, el resultado es más o menos esperable. Por lo menos un filme por sobre la media, que si bien no cuenta con un soberbio guión, hace gala de un ritmo y pulso arrollador que convierten a esta película en imperdible para los amantes del buen cine.

Terra