El 'baile caliente' de Dirty Dancing cumple 25 años