Famosos

publicidad
04 de junio de 2013 • 18:49

Michael Douglas dijo que ganaría el Nobel si supiera causa de su cáncer

 

Michael Douglas dijo el martes que ganaría un premio Nobel si supiera qué le provocó su cáncer de garganta, en medio de una disputa con el periódico británico The Guardian por una entrevista en la que el actor vincula el sexo oral con esta enfermedad.

"El cáncer de cabeza y cuello puede ser causado por muchas cosas, incluyendo el virus del papiloma humano, el tabaquismo, el alcohol, el abuso de drogas, los genes, el medio ambiente y el estrés. No sé qué causó mi cáncer en particular", dijo el martes, en comentarios divulgados por un representante.

"Si lo hiciera tendría un Premio Nobel. Sé que estoy aquí hoy por todos los increíbles avances en la investigación y el tratamiento del cáncer. La sensibilización temprana es un factor clave".

El protagonista de "Atracción fatal", cuyo portavoz negó el lunes que su cliente culpara al sexo oral del cáncer de garganta que padeció, dijo estar dispuesto a colaborar en la toma de conciencia sobre las causas de la mortal enfermedad.

"Si este episodio contribuye a la sensibilización del público, tanto mejor", dijo.

"Si lo que comenzó como un intento de responder a un par de preguntas sobre las presuntas causas de esta enfermedad permite abrir la discusión y promueve la conciencia pública (sobre ella), entonces voy a atenerme a eso".

En una entrevista con The Guardian, Douglas, que protagoniza a un pianista homosexual en la recién estrenada película de Steven Soderbergh "Behind The Candelabro" (Mi vida con Liberance), dijo que su cáncer fue causado por el virus del papiloma humano (VPH).

"Sin entrar en detalles, este cáncer muy específico está provocado por el virus del papiloma humano (VPH) y proviene [de la práctica] del cunnilingus", dijo.

Pero el portavoz de Douglas, Allen Burry, dijo el lunes que el actor de 68 años estaba hablando en general, no en lo personal.

"Michael no dijo que (la práctica del) cunnilingus fue la causa de su cáncer", aseguró a la AFP.

El periódico británico insistió en que Douglas se había referido a su propio cáncer causado por el cunnilingus y publicó incluso un clip de audio de la entrevista en su sitio web.

"The Guardian niega firmemente esta acusación de falsedad. El señor Burry no estuvo presente en (la entrevista); las únicas dos personas que estuvieron presentes fueron el señor Douglas y el escritor del Guardian Xan Brooks", dijo el periódico en su edición online.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.