2 eventos en vivo

Éxito de "Get Out" apunta a un efecto Trump

13 mar 2017
20h16
actualizado a las 21h16
  • separator
  • comentarios

Este mes en el cine hemos visto a un monstruoso gorila y a un superhéroe de garras filosas, pero la bestia más grande de todas ha sido el thriller sobre raza de Jordan Peele "Get Out", que costó apenas 4,5 millones de dólares.

En esta foto del 9 de febrero del 2017, Jordan Peele posa para un retrato en el Hotel SLS de Los Angeles durante la promoción de su película "Get Out".
En esta foto del 9 de febrero del 2017, Jordan Peele posa para un retrato en el Hotel SLS de Los Angeles durante la promoción de su película "Get Out".
Foto: Foto by Rich Fury/Invision/AP / AP

En tan solo 16 días, la cinta de bajo presupuesto descrita como de "terror social" cruzó la marca de los 100 millones de dólares recaudados en Estados Unidos y Canadá. Aunque "Get Out", hecha por Blumhouse Productions y distribuida por Universal Pictures, no iguala las sumas globales de "Logan" o "Kong: Skull Island", pocas películas resultan tan rentables.

"'Get Out' no es una cinta de Redbox, video a la carta o iTunes", dijo Peele recientemente en Twitter. "Si no la ven con la energía de la sala de cine, se perderán de la experiencia completa prometida".

Y los cinéfilos han seguido el consejo. "Get Out" facturó 21,1 millones de dólares en su tercer fin de semana, según cálculos difundidos el domingo, llevando su total a 111 millones de dólares. Mientras la mayoría de las películas, y en especial las de terror, caen considerablemente tras su fin de semana de estreno, "Get Out" apenas ha visto decrecer sus ingresos. Bajó cerca de 15% después de su primer fin de semana, y 25% luego del segundo.

La ópera prima del ex astro de "Key and Peele" encabezó la taquilla el mismo fin de semana en que "Moonlight" ganó el Premio de la Academia a la mejor película y le sigue al espectacular éxito de la nominada al Oscar "Hidden Figures", que ha facturado más de 160 millones de dólares desde que debutó en el No. 1 a principios de enero.

Para quienes todavía piensan que las películas protagonizadas por actores negros tienen un desempeño limitado en taquilla, el 2017 está demostrando lo contrario. Y "Get Out" lo logró sin artistas de renombre. La cinta es protagonizada por el actor británico Daniel Kaluuya como un fotógrafo afroamericano cuya novia blanca (Allison Williams) lo lleva a casa para que conozca a su familia (Bradley Whitford, Catherine Keener).

"Es hora de poner cierre a la idea de que las películas con cualquier tipo de reparto no cumplen en la taquilla. Lo único que le interesa al público es si la historia es buena o no", dijo Paul Dergarabedian, analista de medios senior para comScore.

El éxito de "Get Out", dijo Dergarbedian, se debe a su calidad (con un 99% en Rotten Tomatoes, es la película con mejores reseñas del año), su capacidad de entretener y su habilidad para mantenerse relevante. "Uno no puede simplemente poner esta cinta en una caja", expresó.

De alguna manera, "Get Out" — donde el racismo profundo y violento es tapado con sonrisas y protestas de iluminación liberal— sugiere que el cine era un lugar diferente desde antes de la presidencia de Donald Trump. Peele concibió su película años atrás como una refutación a la idea de la era de Obama de una Estados Unidos post-racial, pero muchos lo han visto como un filme inusualmente oportuno.

"'Get Out' muestra cómo el racismo público (de la era de los derechos civiles) se ha ocultado como una solitaria hambrienta en los intestinos de Estados Unidos, creciendo cada año mientras se alimenta de buenas intenciones y mala fe", escribió Kareem Abdul-Jabbar en una columna de Hollywood Reporter.

El sitio de comedia FunnyOrDie presentó paralelismos aún más directos, reeditando el tráiler del filme para poner a Trump — que se ha defendido a sí mismo como "la persona menos racista que hayan conocido" — en el papel del padre y a Ivanka como la hija. El video tiene más de 3,6 millones de vistas.

El público ha mostrado recientemente un apetito por filmes que aborden de frente los temas de raza. El documental nominado al Oscar de Raoul Peck sobre James Baldwin "I Am Not Your Negro" ha recaudado 5,8 millones de dólares desde que se estrenó el mes pasado, un resultado excepcional. Otro documental nominado al Oscar, el de Ava Duvernay sobre las raíces históricas de las incineraciones en masa "The 13th", también ha sido un éxito en Netflix.

Cualidades como "original" y "que da qué pensar" de pronto son consideradas rentables en un paisaje cinematográfico que ha estado abrumado con secuelas, relanzamientos y adaptaciones de títulos reconocidos. Esta es una buena noticia para distribuidores de cintas independientes como A24 (que lanzó "Moonlight") y compañías productoras como Blumhouse, que están forjando un cine más innovador de la mano de realizadores con visiones singulares. Blumhouse también estuvo detrás de "Split" de M. Night Shyamalan que, con una recaudación de 135,8 millones de dólares en la taquilla, es uno de los grandes éxitos del 2017.

Peele, en tanto, ha dicho que "Get Out" es solo su primer filme. Planea dirigir una serie de películas sobre nuestros "demonios sociales".

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad